inforio
Microgaming No Deposits

Eres el visitante:
Columna de Opinión
Receso parlamentario
Con motivo del receso parlamentario nuestras secretarías de Fray Bentos y Young permanecerán cerradas hasta el 3 de febrero.  No obstante seguiremos trabajando y nos encuentran por el email: tanydiputado@gmail.com...
Leer más...

Bad Boys for life

Viernes: 20:00 hs.

 

Espía a escondidas

Sábado: 18:00hs

Domingo: 18:00hs

 

Mujercitas

Sábado: 20:00 hs.

Domingo: 20:00 hs.

El robo del siglo

Viernes:  22:00 hs.

1917

Sábado: 22:00 hs.

Domingo: 22:00 hs.

El Observador El Pais La Juventud La Diaria La Republica El Telegrafo
07 de marzo del 2015 a las 19:24 -
Tweet about this on Twitter Share on Facebook Share on Google+ Share on LinkedIn Pin on Pinterest Email esto a alguien

Práctica habitual hacia la prensa

Matar al mensajero
Práctica habitual hacia la prensa

Cuando algo ocurre, es deber del periodista informar, aunque incomode y moleste. Sucede que la divulgación de un hecho determinado, resulta peligroso para aquellos que no quieren quedar en evidencia por lo sucedido. Con mayor frecuencia de la deseada, suele pasar que se culpa a la prensa de anunciar un hecho negativo, sin entender que la culpa no es del mensajero, sino del hecho en si mismo.

Diariamente, el periodista carga con la responsabilidad de saber que determinada noticia va a impactar de una u otra manera. Sin embargo, la repercusión de determinados sucesos  tiene como resultado que se le haga sentir que es el culpable de esas consecuencias. Eso ocurrió esta semana con varios periodistas de varios medios sobre la situación de los jubilados afectados en Las Cañas. 

Nadie desconoce que nos rige un código de ética al cual ceñirse, y es más, quienes ejercemos esta profesión, tenemos nuestra moral por encima de todo que nos marca el rumbo.

Hoy vivimos en un mundo donde la moral y la ética no parece ser cosas de todos, para algunos el camino más fácil ante estas situaciones suele ser el apuntar con el dedo al periodista. El periodista como el responsable de informar mal pero jamás se preguntan si en realidad es que hay efectivamente hay algo mal que hace que el periodista denuncie el hecho.

Por eso creemos que para que haya una mejor y mayor democracia, hay que evitar las prácticas intimidatorias hacia la labor de la prensa. 

Y recordemos siempre que cuando señalamos con el dedo índice acusador, hay otros tres dedos que señalan hacia ti.

En éste y otros casos, no hay que intentar hacer callar al mensajero.  Lo correcto es preocuparse y ocuparse de que estas cosas no ocurran con la frecuencia que están sucediendo.



Quiere comentar esta noticia?

* Campos obligatorios
* Nombre:
* Correo Electrónico:
* Comentario:
* Caracteres

InfoRío - Río Negro - Uruguay // (todos los derechos reservados )

powered by: Daniel Castro 2020